L’Ostéo4pattes

La “Depêche del sábado, 2 de junio...

Créé le : Viernes 5 de febrero de 2016 por Juliette Linck, Patrick Chêne

Dernière modificaton le : Miércoles 30 de diciembre de 2015

¿Ternero demasiado grande? ¿O vaca demasiado pequeña?

Distocia, una mirada diferente.

" ¡ El ternero es demasiado grande, no pasará! "

La osteopatía, por tener razonamientos a menudo diferentes de lo habitual, permite a veces comprender de otra manera una situación médica y a veces da herramientas simples a situaciones aparentemente complicadas.

JPEG - 46 KB

Leyenda: en las vacas más pequeñas no se ven siempre los problemas de parto los más importantes...

A lo largo del ejercicio diario de veterinario rural, nos enfrentamos a partos distócicos y por ciertas razones se hacen cesáreas. La razón principal es comúnmente llamada exceso de volumen.

Este supuesto exceso de volumen del ternero es a veces muy real: ternero de 80 kg en una primípara de dos años, por ejemplo, pero no es la generalidad, ni mucho menos.

Entreguémonos a un pequeño juego no tan anodino de lo que parece: cambiar las palabras así formuladas y portadoras de sentido, pero también conformadoras de espíritu, para reemplazarlas por equivalencias.

El ternero demasiado grande, no puede ser reducido al menos que lo recortemos, lo cual no hará de aquello un ternero vivo, abandonaremos pues esta pista.

¿Pero un exceso de volumen del ternero equivale a una estrechez del sector pelviano de la madre? Hasta allí sólo invertimos la mirada del contenido hacia el continente. O.k. por la estrechez.

¿ Podemos entonces aumentar lo que es demasiado estrecho?

Sabemos todos que en las horas que preceden el parto, la vaca se rompe... in extenso los ligamentos que retienen el cuadrante óseo se relajan muy fuertemente lo que asegura una deformabilidad máxima del sector.

Una conclusión sería que esta estrechez observada no es conformacional ya que la conformación anterior no tiene nada que ver con la conformación presente en el momento del parto.

No puedo modificar la conformación anterior, resultado de la genética, del crecimiento, de la alimentación y de los traumatismos vividos.

¿Pero puedo influir sobre el paso de la posición de la pelvis normal a la de la pelvis lista para el parto?

La respuesta osteopática es sí. Los ligamentos involucrados en la distensión y deformabilidad de la pelvis pueden estar en disfunción osteopática, es decir demasiado tendidos por anticipado e indeformables salvo dolor, lo que ocasiona una molestia en la pelvis para caminar, lo cual pasa a menudo inadvertido. Pero el corolario es que a pesar de la impregnación hormonal, no podrán relajarse bastante como para dejar al ternero meterse, por dos mecanismos:

- Insuficiencia de longitud del tendón e insuficiencia del relajamiento del cuadrante óseo

- y dolor asociado que impide contracciones coherentes.

Un diagnóstico osteopático de tensión sacro-ilaca, lumbar, isquio-sagrada etc en el momento de la intervención permite aproximar la naturaleza del problema y las técnicas estructurales o funcionales nos permitirán quitar las disfunciones.

Un relajamiento instantáneo de los ligamentos incriminados se producirá, y es a menudo suficiente para poder realizar un parto por vías naturales.

¡¡¡ Y no pasemos de nuestro placer de veterinario rural noctámbulo y pragmático, cuando son las dos de la mañana, esto quiere decir a la cama una hora más pronto de lo habitual !!!

En la web

Cursos de osteopatía Equina empiezan en septiembre en la Facultad de Veterinaria de Girona (España): http://www.stages.vetosteo.com/spip...



Notez cet article






Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Conectarse | Visitantes : 19 / 307318

Seguir la vida del sitio es  Suivre la vie du site 5 - Exemples d’Ostéopathies  Suivre la vie du site La Dépêche Vétérinaire   ?    |    titre sites syndiques OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.21 + AHUNTSIC

Creative Commons License