L’Ostéo4pattes

084 - La "Dépêche" de Avril 2011

¿ La FTM : una noción médica ?
Créé le : Domingo 15 de febrero de 2015 por Juliette Linck, Patrick Chêne

Dernière modificaton le : Viernes 8 de diciembre de 2017

Una vez al año no hace daño, en este encarte osteopático de abril, no quiero relatar a una técnica, un modo de ver o un caso clínico, pero volver a hablar sobre la interfaz entre la osteopatía y la medicina de nuestras escuelas.

La osteopatía estos diez últimos años obtuvo el derecho a existir, pero las diferentes alteraciones políticas que la concierne la perjudique francamente. Sin embargo, y es bueno, ahora forma parte del paisaje de la salud de los humanos y anímales.

Técnicamente, es más complicado, ambos tipos de mundos (médico y osteopático) se bordean sin mezclarse verdaderamente...

Lado Animal, que nos concierne en primer lugar, si que hay este encarte regular en el comunicado que vivamente agradecemos porque es el único organismo veterinario oficial que nos concede tal confianza. Sino, como máximo, unas de nuestras asociaciones dejan un pequeño sitio a las medicinas complementarias, incluyendo a la osteopatía, pero con tiempo limitado de palabra, un sitio en el fondo del pasillo fuera del grueso del congreso y la mayoría de las veces, pero no siempre, es verdad, con restricciones (sufridas o auto realizadas) de palabra. Ya es bueno, hace diez años era imposible. Pero no nos engañemos sobre las verdaderas razones de esta admisión ; son más políticas que una preocupación real de intercambio.

Pero queda una cosa, la impresión (sino la realidad) tenaz que nuestras declaraciones y sus implicaciones no son entendidas fuera del círculo limitado de los que practican la osteopatía.

Como prueba : todos estos artículos "recapitulativos" sobre temas para los cuales la osteopatía aporta una realidad más. Pues ni mencionan, ni integran " el hecho " osteopático en su razonamiento y las posibilidades ofrecidas en diagnóstico y en tratamiento (artrosis, etc)

Pero todavía más, desde hace 5 años, a partir de los escritos de un médico osteópata de Barcelona (Antonio Ruiz de Azua Mercadal), desarrollé alrededor de la noción de Fuerza de Tracción Medular (FTM) varias consecuencias anatómicas, fisiológicas y patológicas vistas desde el ángulo osteopático. Por supuesto, escribí sobre este tema en « Ostéo4pattes », nuestra revista, pero también en estos encartes mensuales. Desde entonces, muchos veterinarios osteópatas conocen este hecho y lo utilizan con felicidad.

Pero más trabajo esta noción, más me doy cuenta de que es ante todo una noción médica que abre pistas grandes sobre la explicación de numerosos síndromes en todas las especies.

Qué se hable de Arnold Chiari en el Cavalier King Charles, de Wobbler en el caballo, de la epilepsia en el perro, de los sarcomas benignos en el caballo, de la displasia de cadera en el perro, de ACV, etc., siempre hay sitio para la FTM que explica, por lo menos en parte, los síntomas y hay resultados en apoyo.

Pero esta noción, con distancia, me parece primordial :

- Existe una tensión física en el tejido nervioso central.
- Esta tensión es creada en el momento del fenómeno dicho " de la ascensión aparente de la médula espinal ".
- La variación de esta tensión, durante el crecimiento sobre todo, pero también después, es responsable de numerosas patologías que no se comprenden si no se toma en consideración la noción de FTM.

Asi que mis cuestiones son las siguientes :

¿ Cuánto tiempo hará falta para que la "medicina" en su conjunto acepte interrogarse sobre los resultados que obtenemos, teniendo en cuenta este concepto de Fuerza de Tracción Medular?

¿ Cuánto tiempo para que esta noción sea controvertida, validada, enseñada?

¿ Cuánto tiempo para que el saber difunda, se discuta lo mejor posible?

¿ Cuánto tiempo, por ejemplo, para que la orientación general de la acción del terapeuta pasa, para este caballo en la foto, no por la operación que reincide muy frecuentemente, pero que sea tratada con la mano, teniendo en cuenta la FTM? Es decir, comprendiendo que la biofísica es importante en la comprensión de la neuroinmunidad y que ella misma parece primordial para comprender estos sarcomas benignos que no son únicamente virales....

¡ Pruebe científicamente y publique ! me diráis... Pero todos los que como yo trabajan sobre la FTM son unos clínicos que se han visto negar artículos y que, de todas formas, no tienen el tiempo, ni el presupuesto para hacer otra cosa que cuidar lo mejor que pueden y describir lo que observan...

Este texto es una constatación de que no hay fluidez en los intercambios entre osteópatas y médicos, pero es también una petición de discusión y de colaboración....

Leyenda : este caballo joven ya ha sido operado de este tumor cutáneo que reincidió. La segunda foto representa el estado de la cicatriz donde el tumor desapareció, resecandose en un mes, y no hubo recidiva. Si el tumor es demasiado grueso es posible ayudarse con otros medios (ligadura del pedículo, Selekt XXterra ND, etc) pero lo esencial es reducir el exceso de FTM para permitir una buena neuroinmunidad. Pero sobre todo, volver a dar al sistema nervioso sus capacidades para que transforme, también, la locomoción (al principio muy escasa) y el comportamiento (al principio muy nervioso) de este caballo... un tratamiento global, en fin.



Notez cet article
0 voto



Palabras clave




Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Conectarse | Visitantes : 147 / 721041

Seguir la vida del sitio es 

Sitio desarrollado con SPIP 3.1.8 + AHUNTSIC