L’Ostéo4pattes

098 - "La Dépêche" noviembre de 2012

Symetrie o dyssymetrie (continuacion)
Créé le : Viernes 3 de octubre de 2014 por Juliette Linck, Patrick Chêne

Dernière modificaton le : Viernes 8 de diciembre de 2017

El último folleto hacía referencia a la torsión fisiológica que pretendía introducir a una disimetría en el estanque y en todo el cuerpo.

Recordemos que según este concepto, el iliaco izquierdo de los cuadrúpedos y su eje de articulación con sacro es más bien hecho con una rotación que lo lleva adelante y a lo alto del cuerpo, al contrario del iliaco derecho.

Esta visión disimétrica del cuerpo permite simplificar muchísimo los tratamientos y comprender más ciertas patologías.

Sin embargo, a menos que sea entrenado a esta percepción y que vea los resultados, es a veces difícil de conocer los pormenores de este concepto que no se puede visualizar por uno mismo.

Efectivamente, las compensaciones en general son tantas acercadas en el cuerpo que esta torsión no se ve. Por fortuna, el perro joven en crecimiento exterioriza y acentúa a veces sus disfunciones osteopáticas.

Así, como joven veterinario, había visto a un cachorro que marchaba en cangrejo. No había encontrado ninguna origen y no había podido hacer nada. El curandero local, si..... y ….. lo que es más, a los pocos segundos...

Y fue enterándome de las leyes de Fryette, que hacen entrar en juego las rotaciones vertebrales, que había comprendido este caso.

Y ahora, este joven Labrador en crecimiento, con malos equilibrios, espalda corta y sospechoso de displasia, está consultado en osteopatía.

El diagnóstico osteopático, los tratamientos y los resultados son clásicos aquí: fuerza de tracción medular elevada, torsión fisiológica acentuada. El resultado a los pocos días es bueno: desaparición de la irregularidad de los pasos y desaparición del dovelaje de la espalda.

Pero lo que es interesante en este caso, es un pequeño conmemorativo anodino, que nosotros veterinarios barreríamos de un revés de mano hacia el cubo de basura “artefacto” si no conocíamos la noción de torsión fisiológica.

En efecto, un detalle que intriga el propietario desde el principio es que su cachorro jamás se acuesta en "esfinge" como lo hacen la inmensa mayoría de los perros. Cuando quiere acostarse así (cf foto), barrena con la trasera que se va sobre la izquierda. Y reconocemos allí una disfunción de la torsión con iliaco derecho bloqueado hacia abajo e iliaco izquierdo bloqueado hacia arriba. En estas condiciones, la posición en esfinge obliga el iliaco derecho a levantarse, y como esto no es posible, prefiere volcar en el sentido de la facilidad y la posición adoptada aquí es una posición de comodidad donde el iliaco derecho puede quedarse en posición baja y el iliaco izquierdo ir todavía más en su facilidad.

Algunos días después del tratamiento, el cachorro se acuesta poco a poco en esfinge espontáneamente.

Así este género de pequeño detalle anodino puede ponernos la mosca detrás de la oreja aunque no estamos al corriente de la osteopatía y de sus últimas avanzadas. Basta con ver y con escuchar. Y esto de modo tanto más imperioso que esta torsión acentuada, obligando rotaciones internas del fémur izquierdo y externas del fémur derecho, favorece la instalación de la displasia coxofemoral, y no es otra historia.

Esto forma parte de los hechos que hay que integrar en el raciocinio oficial sobre al displasia en lugar de continuar exclusivamente buscando allí una genética caprichosa que un día hace la displasia, y que otro día no la hace...



Notez cet article
0 voto






Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Conectarse | Visitantes : 557 / 695920

Seguir la vida del sitio es 

Sitio desarrollado con SPIP 3.1.8 + AHUNTSIC